El retrato

Introducción

¿Cómo pueder ser?, aún
Esta es la historia
sin fin, que ten… que tengo que contar…
Esta es la historia de una niña,
tan feliz pequeña
abusada por… quienes eran de ella su confianza,
burla y omisión…

Coro 1:

Y la sonrisa infantil se la quitaron, al fin
Ella sentada así, obedeció.
Pues la muchacha que en su próspero verano, yo ví,
fue grabada así, en todo su candor,
con la niñez que ya no llega a su futuro, allí
sucedió en abril, la niña perdió.
Ella abrazó a sus rodillas con recato esperando, fué en abril
la tormenta ya la cubrió.

La sonrisa infantil se la quitaron,
un poquito azarada va la nena,
por pereza o placer, rendida plena.
Se sentó de la forma en que indicaron.

La muchacha en su próspero verano,
con la eterna niñez del firmamento,
solitaria es grabada en su contento,
en su abril de catorces tan temprano.

Coro 2:

Y la sonrisa infantil se la quitaron, al fin
Ella sentada así, obedeció.
Pues la muchacha que en su próspero verano, yo ví,
fue grabada así, en todo su candor,
con la niñez que ya no llega a su futuro, allí
sucedió en abril, la niña perdió.
Ella abrazó a sus rodillas con recato esperando, fué en abril
la tormenta ya la cubrió.

Abrazó sus rodillas con recato
y en el halo de encajes ella espera.
La tormenta penumbra venidera
queda rota en la trampa del retrato.

Por el miedo y su abril tan crudo y blando,
como el ámbar, se funde y se endurece
resistiéndose a salvo mientras crece,
su agonía inminente está burlando.

Y la ven en la imagen de revistas,
su perfil anguloso y conservado
para siempre en el foco iluminado.
¿Qué sosiego se encuentra en esas vistas?

Una niña elegante, discurrí,
cuya hermosa apariencia da noticia
de su don, escultura que es primicia.
¿Quién mandó retratarla para sí?

¿Quién pidió este regalo tan luctuoso?
Su flequillo, la frente y su mirada,
sin aroma en su piel y tan callada.
¿Qué mantiene la niña en su reposo?

¡Tan temprano en la tierra se conserva!
Encogidos sus hombros buscan pausa,
¡lo que sea!, salir, buscar su causa,
de su abril en catorce no es ya sierva.

Coro 3: x 4

Y la sonrisa infantil se la quitaron,
Ella sentada así, obedeció.
Pues la muchacha que en su próspero verano,
fue grabada así, en todo su candor,

Coro 4: x 2

Y la sonrisa infantil se la quitaron…
Y la sonrisa infantil se la quitaron…
Y la sonrisa infantil se la quitaron…
Y la sonrisa infantil se la quitaron…

Coro 5: x 8

Y su sonrisa
Y su sonrisa
Y su sonrisa
Y su sonrisa

El retrato
El retrato es un poema que habla acerca del hedonismo en la industria de la moda, en detrimento de la infancia.

Compartir con:


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.